Juventud

11.sep.2017 / 03:12 pm / Haga un comentario

zulia

Los comicios internos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD) para definir sus candidatos a las elecciones regionales terminaron con enfrentamientos a golpes, al menos, en cuatro estados del país. La baja participación, junto a las acusaciones de manipulación de los resultados, fueron otras de las características de esta jornada electoral realizada en una Venezuela calificada de “dictadura”.

Golpizas y acusaciones mutuas en Zulia

Durante el cierre de las mesas electorales se dio un enfrentamiento entre los militantes del partido Un Nuevo Tiempo (UNT), que promovían la candidatura de la alcaldesa de Maracaibo Evelling Trejo, y los de Voluntad Popular (VP) y Primero Justicia (PJ), que respaldaban a Juan Pablo Guanipa. La reseña del evento del medio opositor Caraota Digital señala que este enfrentamiento se dio “mientras se defendía el voto de los zulianos”.

Paradójicamente, este llamado a la “defensa del voto” fue realizado por Guanipa para evitar “los vicios copiados del chavismo”, en clara referencia al partido UNT. Tal fue la virulencia de estos choques que hasta un ciudadano opositor de este estado los describió de la siguiente manera:
twitter

Por su parte, el medio zuliano Versión Final denunció que militantes de UNT “formaron una cadena humano (sic) para evitar que los electores ejercieran su derecho al sufragio”. En esta misma tónica, este diario acusó a dos personas de esta tolda de agredir a uno de sus periodistas para evitar que registrara los enfrentamientos en este lugar.

Al cierre de la jornada los dos candidatos se adjudicaron la victoria y se acusaron mutuamente de haber incurrido en irregularidades durante la jornada. Entre ellas se destaca la denuncia de que cajas de votación fueron botadas a la basura una vez emitidos los sufragios en esta primaria, organizadas por la oposición venezolana paralelamente a la plataforma del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Otras peleas y rencillas

Sin embargo, este no fue el único caso de riñas y golpes. En el estado Trujillo se registró un herido en una refriega entre militantes de PJ, VP y Acción Democrática (AD). Según una fuente citada por Caraota Digital, la “lluvia de piedras, golpes y palos no se hizo esperar” después de que los militantes de PJ y VP intentasen impedir el cierre de las mesas electorales promovido por los seguidores del partido de Henry Ramos Allup, con el fin de evitar que fuese acortada la brecha a favor de su candidato en la entidad, Carlos Andrés González.

Producto del enfrentamiento resultó herido Erwin Arandia, “quien trató de resguardar las cajas y recibió un golpe en la cabeza”. Este contexto de alta tensión demostró el grado de “convivencia democrática” entre los partidos antichavistas a la hora de definir cuotas de poder dentro de la MUD.

Específicamente en Valera, capital del estado Trujillo, un joven declaró al Diario Los Andes que no pudo votar porque un testigo de mesa de PJ se negó a decirle dónde le tocaba ejercer su sufragio, ante su negativa a revelar por cuál candidato votaría. Un síntoma claro de un proceso viciado y poco transparente, que además se vio caracterizado por el canto de victoria entre candidatos enfrentados, cuando faltaban horas para que la Comisión de Primarias de la MUD diera el “boletín oficial”.

El caso más evidente de este comportamiento fue el de Luis Florido de VP, quien al reconocer la victoria de su contrincante, el gobernador Henri Falcón en el estado Lara, convocó a reactivar las guarimbas en la entidad “hasta liberar a Lara de la crisis”. De esta misma forma, recomendó a Falcón “abrir las compuertas para garantizar un cambio político” y tener posiciones firmes para convertir a Lara en “un espacio para luchar por la libertad”. Una muestra más de las diferencias internas en la MUD, entre quienes pretenden retornar a los días de violencia y quienes buscan posicionarse en las elecciones regionales para ser posibles candidatos presidenciales el próximo año.

 

Hacer un comentario.




Los comentarios expresados en esta página sólo representan la opinión de las personas que los emiten. Este sitio no se hace responsable por los mismos y se reserva el derecho de publicación.

Aquellos comentarios que sean denigrantes, ofensivos, difamatorios, que estén fuera de contexto y/o que atenten contra la dignidad de una persona o grupo social, este sitio se reservará el derecho de su publicación. Recuerde ser breve y conciso en sus planteamientos.